19 de junio de 2009

LA LEYENDA



LA LEYENDA



“Cuenta la leyenda, que la eterna dama luminosa de Sillmarem, la Diosa Illanna, dolida por el odio de los hombres, lloró con amargura vertiendo sus lágrimas sobre los cristalinos mares de Sillmarem, de las cuales nacieron los delfines como sagrado símbolo de perdón, paz y esperanza de la Diosa con el alma de sus hijos, sellando un nuevo vínculo de amor y respeto entre estos y el resto de sus criaturas”.






















2 comentarios:

Carlos Moreno Martín dijo...

Una leyenda muy bonita. Siempre me han gustado mucho los delfines y relacionarlos con el perdón, la paz y la esperanza me gusta.

Enhorabuena, maestro.

Gabrielacus dijo...

Muchas gracias, Carlos. Toda leyenda suele poseer un punto de realidad. Se sabe de Delfínes que han salvado a náufragos humanos. Fascinante ¿verdad?