11 de junio de 2009

CULTURAS DE SILLMAREM (INVENIO).






INVENIO. Su evolución y forma de vida.



Los ciudadanos de Invenio son en parte los herederos de las primeras bases coloniales y de explotación mineras, de la vieja y ya desaparecida Terra-Mater, gracias a la creación mediante microdroides-autorreplicantes, de operarios programados para varias tareas, desde la búsqueda de materias primas y exploración, hasta la construcción de bases autosuficientes con la maquinaria necesaria, pasando por dispositivos de seguridad, espacio-puertos o la reproducción de sí mismos alterando sus estructuras moleculares y auto programándose para cubrir las necesidades o posibles contingencias del momento.


Eran los comienzos de la nanotecnología espacial aplicada de forma práctica, posterior a su aplicación político-industrial, para el transporte de mensajes de estado, o la reparación y evolución de sistemas neuronales artificiales de última generación. Los tiempos han cambiado y los hombres y su forma de pensar también. Cuando un ser humano olvida sus errores tiende a reincidir en los mismos de una u otra manera.


En la actualidad la filosofía de los gobernantes y dirigentes de Invenio. El homo-sapiens, se ha convertido en la mayor amenaza de la sociedad, del progreso, de sí mismo, la mayor amenaza del hombre es el propio hombre, debe ser eliminado discretamente, es una criatura demasiado impredecible e ingobernable con sus dudas y sentimientos, con sus sueños y deseos, perenne insatisfecho que siempre quiere más y más, sin sopesar las consecuencias que ello le puede acarrear, en sí mismo es un error de Dios que debe ser corregido a toda costa, ya que puede pensar por sí mismo, no había nada más peligroso para un sistema automatizado que alguien capaz de pensar por si mismo. Una amenaza capaz de vencer al sistema a partir de sus errores y debilidades.


Uno es controlado por el sistema "por su propio bien" pero, ¿quién controlaba al sistema? ¿El propio sistema o grupos independientes aislados, con independencia y autosuficiencia en la gestión de poder? El precio seguía siendo siempre el mismo, al final lo pagaban los más humildes y más pobres, la avaricia de una o varias individualidades la pagaban la mayoría, exenta de los recursos más básicos.


La robótica y la automatización industrial y los cada vez más avanzados montajes en cadenas habían simplificado enormemente el proceso de producción, reduciendo crecientemente la necesidad de mano de obra humana, provocando su paro y aislamiento, aumentando así su tiempo para el ocio u otras actividades como efecto secundario, pero las consecuencias posteriores no se habían hecho esperar.


Había más, mucho más de trasfondo, los científicos, en un principio, habían visto como su libertad para investigar se reducía cada vez más, ya que los únicos capaces de pagar los costosos programas de investigación eran los estamentos gubernamentales o las Macro multinacionales estelares privadas, siendo por último los que seleccionaban los programas que le ofrecieran mayor interés económico o estratégico, eliminando por completo la autosuficiencia del hombre de ciencia.


Invenio y sus civilizaciones tecnológicamente hiperdesarrolladas, incubaban la semilla de la decadencia. Porque por sí mismas no sabían sobrevivir, no sobrevivirían al cambio, ellos mismos eran el cambio sin control, tarde o temprano perecerían como antaño lo habían hecho Roma, Grecia, el Imperio Británico, el planeta Septem en sus orígenes o las mismas colonias unidas siglos después de su emancipación e independencia de la Terra-Mater y su posterior expansión galáctica.


Se producía entonces la siguiente paradoja: En la época de la alta tecnología y de la comunicación se había logrado en las grandes metrópolis el aislamiento sectorizado de la gente, la falta de diálogo y la soledad, cierto era que existía comunicación, pero severamente controlada, comunicación controlada en el siglo de la comunicación-conocimiento, y eso era una inapreciable arma para perpetuar el poder establecido a costa de la ignorancia de las mayorías.


¿Y el precio? Una esclavitud maquillada por una insufrible burocracia que se amparaba en la legalidad y justicia de las leyes vigentes, aprovechándose de la necesidad de la adquisición de medios para sobrevivir de las clases más humildes, sino te sometías otros mil como tú tendrán el trabajo que tanto necesitas, la gente ya no luchaba contra el sistema, no protestaba, no pretendía mejorarlo o reciclarlo, tan solo deseaba formar parte de él para conseguir un trabajo, esclavizándose para poder sobrevivir. ¿La alternativa?. Los dirigentes de Invenio se habían encargado de suprimir cualquier otra alternativa. Se controlaban con todo tipo de dispositivos espía todos los actos del individuo, elección de destino, personas de trato personal, control de sus conversaciones. El individuo se había convertido en una mera herramienta al servicio de las grandes macro corporaciones de alta-tecnología Invenio.







No hay comentarios: