2 de julio de 2009

EL RUEGO DE LOS DELPHINASILLS



El Ruego de los Delphinasills.




Quizás no debimos adentrarnos tan ciegamente.


Quizás, solo quizás, hubiera sido mejor elegir otro sendero, rendirse o simplemente morir perdiéndolo todo, incluso nuestra humanidad.


Cada segundo arrastra un trozo de nosotros que no volverá jamás. Reza por nosotros hermano, reza por el espejo insondable del destino ya que no sabemos a dónde nos arrastrará ni en qué nos convertirá.


Qué seremos, qué podremos ser y qué dejaremos de ser antes de que el negro fuego del mal nos convierta en cenizas y polvo. Frágiles senderos de luz sujetos a delicados hilos de plata para asirnos al resto de humanidad que aún nos quede.


Perdamos nuestra humanidad para salvar la de todos, iniciemos nuestro calvario para revivir las ascuas de esperanza que aún quedan. Alas de muerte brotan sin cesar, ¿dónde irá a parar nuestra cordura? Llorad por nosotros porque nunca más nuestra humanidad a nosotros volverá y dejadnos sentir las lágrimas de la lluvia como hombres, una vez más, solo, una vez más.









No hay comentarios: